empujoncito

August 21st, 2009

hay regalos que, efímeros o no, se quedan para alimentar el fuego que cada tanto hay que avivar en una suerte de barajar y dar de nuevo. O mejor: animate, un no aflojés, confiávamos que no está mal.

como éste: con este texto supe que hay que aprender a desear, saber desear y, por qué no, animarse a desear.

por el deseo entonces. Y gracias andre.


Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind