August 19th, 2009

hace unos años, cuando el hogar de leña derretía escarchas de julio, le dijeron: a ver, escuchá, esto lo escribieron para vos…

Esa mujer es una casa secreta.
(…)
Quien en ella entra, dicen, nunca más sale.
Yo atravieso el hondo foso que la rodea. En esa casa seré habitado. En ella me espera el vino que me beberá. Muy suavemente golpeo a la puerta, y espero.

había un vino esperando.


Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind