livin`la vida

August 8th, 2009

  vaya a saberse qué suena a tableteo contínuo cuando los autos pasan, digamosle de alguna manera, por el techo-autopista de este loft a la intemperie. Colchón matrimonial al piso, y mascotas que duermen como si nada ni nadie pudiera sacarlos de las profundidades de cartones, lonas y colchas raídas.

es hora del desayuno y más que un mate, pinta tetra de vino cortado a chanfle con los dientes. La mujer sale de entre las colchas, riéndose, haciendo jueguitos de manos con el afortunado que de entre los trapos le dirá seguramente ternezas, le tira zarpacitos de cosquillas a la cintura. La mano morocha y curtida estira uno de los rulos armados, rotundos y cortados al hombro que enmarcan la cara de su chica, curtida por climas y alcoholes; cara agitanada de ojos rasgados de un verde como a pintitas.

- Negrita, ¿tenés un pucho para convidarme?, dispara entre risitas la mujer con una sonrisa que aumenta el sol de ese día cualquiera de agosto.

ni puchos ni nada. No le importa. Agradece como si le hubieran dado un paquete completo. Mira al amor que sigue tirando zarpazos y lo desafía:

- te vas a tener que conformar con esto nomás

el galán se sienta en el sommier improvisado, los pelos lacios arremolinados hacia un costado de la cabeza. La abraza profundo y la atrae contra el pecho cubierto por una campera de corderoy marrón y corderito apelmasado.

ella se ríe. Los ojos más chinos que le estallan de las chispitas que le nacen a todos cuando se les dedican abrazos como esos. Se ríe, se ríe. Lo mira con esa ternura que no es difícil adivinar qué dice. Y él, le da un beso profundo en la boca casi vacía de dientes. La empuja de nuevo hacia lo profundo del sommier-nido, ajenos al bullicio de la autopista, a la gente que pasa o viene entre dormida y gruñona de la estación de trenes y subte que, por esas horas, tiene vida propia.


One Response to “livin`la vida”

  1. mono on August 10, 2009 1:15 pm

    dramática pintura del amor humano, sobrellevando la indiferencia del corazón de acero y cemento urbano.

    mono:
    el amor siempre tiene algo de dramático (“ridículo”, diría Pessoa). Lo bueno es esa indiferencia del propio amor “al corazón de acero y cemento”.
    mejor drama con amor compartido que ridículo sin amor, je.

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind